Orientation and Mobility Outcomes After a Hurricane

A girl standing in a crosswalk trying to cross. Behind her is an APS that doesn't work. [Una joven intenta cruzar sobre la línea peatonal. Detrás de ella hay un APS que no funciona.]

Living on an island in the Caribbean surrounded by beaches may sound like living an eternal vacation. And indeed, most of the time it is. But there are also some exceptions, such as being in the path of hurricanes. In 2017, Puerto Rico experienced the direct impact of Hurricane Maria, a category 5 hurricane that brought many adverse consequences.

Hurricanes only last hours; what comes next is the real challenge. After a hurricane, there are various conflicting situations that impact wellness and everyday way of life. For example, the loss of electric power leads to no communication, the loss of water leads to health and sanitation issues, and the strong winds cause destruction that results in closed roads and obstacles to pass by and move around. Some obstacles can’t be removed quickly, so they remain an issue for a person who is blind or low vision. This has a true impact, and students must adapt.

It is important to have as a high priority the safety of people who are blind or low vision and their orientation and mobility after the passage of a hurricane. To achieve this, some strategies and techniques are required when using the cane in various challenging situations.      

Sidewalks

The sidewalk of a place often frequented, like the one across your home, is a familiar place; a person who is blind or low vision knows it like the palm of their hand. It’s the place they walk by every day, to check the mail, take out the trash, or simply stroll around. But what happens when an event like a hurricane occurs? The layout changes, making it no longer familiar. Obstacles such as tree branches lying around, trash, or cables impede the sidewalk. All of these have a huge impact on safety because it’s like learning a new route. Some obstacles the community can work together to remove, but others aren’t so easy. Certain obstacles, such as a tree, wood, or heavy items, take time because they might need the requirement of a machine to move. Others call for waiting for the electric power workers to remove a cable.    


In this scenario, it is recommended that a person with low vision or a person who is blind has several tips for their cane, so they can try them and identify the most appropriate one according to the conditions of their sidewalk. Even having several different models of canes can help in case they need to use a stronger one due to the possible obstacles they may encounter. Also, complementing the use of the cane with sonar technology that allows vibrations when objects are detected in front of them, can help in these situations where the objects that will be on the route are unknown.  

Crossing Streets        

       
For a person who is blind or low vision, crossing a street depends either on the use of an Accessible Pedestrian Signal (APS) or waiting for the traffic lights to stop the pass of cars on the perpendicular street. However, after a hurricane due to the strong winds, APS and traffic lights are knocked down on the streets or are no longer in service. This impacts the person’s life because they can no longer cross the street as they are used to. Here, it is important to listen to the flow of cars and establish a pattern of when it is safe to cross. If a person who is low vision or blind does not feel safe to cross the street in these conditions, they should not do so. In that case, asking for help from another person will allow them to reach the destination safely. It is important that the person indicates the correct techniques of human guidance to their companion.

Lack of Electric Power


Another situation after a hurricane is the lack of electric power. It takes time after a hurricane to have stable electric power. That means another danger, especially at night when people with low vision experience total darkness. This is a situation where the use of proper cane techniques helps to overcome this barrier. That includes protective techniques when moving inside or outside the house. Also, it is important to own battery packs so they can charge their cell phones or other assistive technology. This is especially important if they use a GPS app to support their mobility. I even recommend here in Puerto Rico the use of a battery pack with a very small solar panel for under $75.

Intermittent Train Services


Taking the train to go to school or work is a person’s right. It also gives independence to a person who is blind or low vision, as it’s an easy way to go to work that does not make them depend on others for transport. They can base their schedule around the train schedule. Still, after a hurricane, there’s no guarantee the services will be available every day. After a hurricane, the system instability plays another impact on the life of every person. They can be on time for their work, meeting, school etc., but a blackout will change all of that and more so when the return of the electricity system is unknown. Also, being stranded could have an impact on orientation because the train could suddenly stop in a location they don’t know. Here it is important to anticipate and have communication either with their work or school and let them know that transportation is not consistent. Another alternative is the use of Uber, when possible, or to identify other people such as neighbors, relatives or friends who use their cars and have a nearby route and can help in these occasions.     


Orientación y Movilidad (O&M) Después de un Huracán

Vivir en una isla en el Caribe, rodeada de playas, suena como unas vacaciones eternas, y realmente lo es la mayoría del tiempo. Sin embargo, existen ciertas excepciones a esta fantasía, como el hecho de estar en la ruta de los huracanes. En el 2017, Puerto Rico recibió el impacto directo del huracán María, un huracán de categoría 5, el cual dejó muchas consecuencias adversas.

Los huracanes solo duran unas cuantas horas; pero lo que dejan a su paso son un sin número de desafíos. Luego del paso de este fenómeno atmosférico ocurren situaciones que impactan el diario vivir y la calidad de vida. Por ejemplo, la ausencia de energía eléctrica causa problemas en la comunicación. También, la falta de agua potable genera problemas de salud y sanidad. Asimismo, los fuertes vientos causan destrucciones, las cuales ocasionan obstáculos en el camino que impiden el acceso al mismo o que uno tenga que moverse alrededor de ellos. Algunos de estos obstáculos son fáciles de remover, otros se mantienen por más tiempo. Para una persona ciega o con baja visión esto tiene un gran impacto y el estudiante debe adaptarse.   

Luego del paso de un huracán, es importante tener como prioridad la seguridad, orientación y movilidad de las personas ciegas o con baja visión. Para lograr esto, es necesario tener estrategias y técnicas al usar el bastón blanco en una variedad de situaciones adversas.   

Aceras


Las aceras son un lugar muy frecuentado, como lo es la acera frente a la casa. Es un lugar familiar para una persona ciega o con baja visión y la conoce como la palma de su mano. Es este el lugar que caminan todos los días ya sea para ir al buzón, botar la basura, o simplemente para pasear. ¿Pero qué pasa cuando ocurre un huracán? El panorama cambia, lo cual hace que la ruta familiar se convierta en desconocida. Obstáculos como ramas de árboles en el medio, escombros o cables caídos obstruyen la acera. Todo esto impacta en la seguridad y familiaridad del entorno.  Algunos obstáculos pueden ser removidos por la comunidad, pero otros son más difíciles. Ciertos obstáculos como la madera, árboles, entre otros materiales pesados, toman tiempo en remover, ya que requieren el uso de maquinarias. Otros obstáculos requieren esperar a que los trabajadores de la compañía de energía eléctrica remuevan algún cable. 

En estas situaciones, se recomienda que la persona ciega o con baja visión tenga distintos tipos de puntas para su bastón blanco, para que las pruebe e determine cuál es la más adecuada para las condiciones de la acera. Incluso, tener distintos tipos de bastones puede ayudar a reconocer cuál es el más fuerte y apto para los diferentes obstáculos que se pueda encontrar. También, complementar el bastón blanco con el uso de la tecnología sonar, la cual le permita sentir vibraciones cuando se detecten obstáculos delante, puede ayudar en estas situaciones donde se desconocen los objetos que estarán en su camino.    

Cruzar Calles       


Para una persona ciega o con baja visión, el cruzar una calle depende del uso de las Señales Peatonales Accesibles (APS por sus siglas en inglés) o de esperar a que los semáforos hagan detener los carros. No obstante, después de un huracán, debido a los fuertes vientos, los APS y semáforos podrían haber terminado en el suelo o simplemente haber dejado de funcionar. Esto impacta la vida de una persona ciega ya que no puede cruzar con la seguridad que lo hacía antes. En esta situación, es importante escuchar el flujo vehicular atentamente para determinar un patrón de cuándo sería más conveniente cruzar la calle. De no sentirse seguro en realizar el cruce, no lo haga. Pida ayuda a otro peatón en el área para cruzar la calle de forma segura. En este caso, es importante que la persona ciega le explique las técnicas correctas de guía vidente a su acompañante.    

Falta de Servicio Eléctrico     

       
Otra situación frecuente después de un huracán es la falta del servicio eléctrico constante, ya que la estabilidad de este sistema toma tiempo. Esto representa otra situación peligrosa, especialmente de noche cuando las personas con baja visión experimentan la oscuridad completa. Esta es una situación en la que el uso de las técnicas adecuadas del bastón blanco ayuda a superar esta barrera. Esto incluye técnicas de protección al desplazarse dentro y fuera de la casa. También, es importante tener cargadores portátiles para poder cargar su celular y equipos de asistencia tecnológica; especialmente, si usa una aplicación de GPS para ayudarse con su movilidad. Incluso, para aquí en Puerto Rico, recomiendo que tenga un cargador solar (batería con un pequeño panel solar) que puede conseguir por menos de $75.    

Servicio de Trenes Intermitentes 


Tomar el tren para ir al trabajo o escuela es un derecho que todo ser humano tiene. También, le da sentido de independencia a una persona ciega o con baja visión, ya que no tiene que depender de otras personas para llegar a su destino. Puede preparar su horario basándose en el itinerario del tren y sus necesidades. Aún así, después de un huracán, no hay garantía de que los servicios estén disponibles todos los días. La inestabilidad del servicio impacta la vida de todas las personas. Puede que haya preparado todo para llegar a tiempo ella trabajo, a la escuela, a una reunión, etc., pero un apagón eléctrico arruina todos sus preparativos; más aún si se desconoce cuándo volverá a la normalidad el servicio eléctrico. También, el quedarse varado en una parada desconocida tiene un impacto sobre su sentido de la orientación. En esta situación, es importante prever y comunicarse ya sea con la escuela o trabajo para dejarles saber sobre la interrupción del servicio. Otra alternativa sería usar la aplicación de Uber, cuando sea posible, o averiguar si hay algún vecino o familiar, que usa su carro y tiene una ruta cercana a la suya, que le pueda ayudar en estas situaciones.


This site is registered on wpml.org as a development site. Switch to a production site key to remove this banner.